Cómo Preparar un Testimonio Personal

(descarga este archivo en formato .pdf)  (descarga hoja del trabajo en formato .pdf)


Tu testimonio es una de las herramientas más efectivas que usarás en tu ministerio. Es igualmente efectivo en grupos grandes y pequeños. Un testimonio de tres minutos bien preparado, compartido en el poder del Espíritu, puede tener un impacto directo en casi todas las situaciones al testificar. Nuestro deseo es presentar a Cristo de manera clara, atractiva, y sencilla, de modo que todo aquel que escuche desee conocerle personalmente.


Sugerencias al Escribir tu Testimonio Personal
1. Pídele al Señor que te dé sabiduría y guía mientras escribes.
2. Prepara tu testimonio de tal manera que puedas compartirlo con grupos así como con individuos.
3. Manténte dentro de tu tiempo límite.
4. Sé realista. No insinúes que Cristo quita todos los problemas de la vida, sino más bien que El te capacita para enfrentarlos a medida que caminas en obediencia a Él.
5. Considera tu audiencia. Escribe y habla para comunicarte con el grupo en particular a quién le estás hablando.


“Qué NO hacer” al Escribir un Testimonio
1. No digas cosas que puedan repercutir negativamente en la iglesia, otras organizaciones u otras personas.
2. Evita mencionar denominaciones.
3. Evita hablar como si estuvieras predicando.
4. No uses términos vagos tales como “gozoso”, “paz”, “feliz”, o “cambiado” sin explicar.
5. Evita usar palabras Bíblicas tales como “salvo”, “convertido”, “redimido” o “pecado” sin aclarar lo que quieres decir. Estas palabras no comunican nada a un no-Cristiano.


Estilo de Escribir
• Comienza con una oración o incidente que capte la atención.
• Sé positivo desde el principio hasta el fin.
• Sé específico. Da suficientes detalles para despertar el interés.
• Sé exacto.
• Incluye experiencias interesantes, que motiven a pensar.
• Usa uno o dos versículos de la Biblia, pero solamente la parte que se relacione directamente con tu experiencia y que se adapte en forma natural.
• Edita y reescribe según sea necesario.
• Escribe una conclusión que haga que tu testimonio suene completo y lógico.


Escribiendo tu Testimonio
Al escribir tu testimonio, debes cubrir tres áreas: ANTES, COMO, y DESPUES


1. ¿Cómo era tu vida ANTES de que confiaras en Jesucristo o que entregaras totalmente tu vida a El?
¿Cómo buscabas la seguridad, la paz, la felicidad? ¿En qué encontrabas tus actividades insatisfactorias?

*Recuerda que los ejemplos te establecerán como un testigo creíble en las mentes de los no-Cristianos a quienes estás hablando. Evita un enfoque religioso. No inviertas gran cantidad de
tiempo hablando acerca de tus actividades en la iglesia antes de que tu vida comenzara a cambiar. Sin embargo, debes evitar ser demasiado explícito o sensacionalista al hablar de drogas, inmoralidad, crimen o alcoholismo.


2. ¿COMO llegaste a confiar en Cristo? ¿Cómo llegaste a entregarle el control completo de tu vida?
• ¿Cuándo escuchaste el evangelio por primera vez? ¿Cómo? o ¿Cuándo fuiste expuesto por primera vez a un Cristianismo dinámico?
• ¿Cuáles fueron tus reacciones iniciales hacia Jesucristo?
• ¿Cuándo y por qué comenzaste a sentirte atraído hacia el Cristianismo?
• ¿Cuál fue el punto decisivo en tu actitud?
• ¿Qué barreras mentales experimentaste?

* Piensa con la audiencia: “¿Por qué debo permitir a alguien más dirigir mi vida?” Luego explica por qué decidiste invitar a Cristo a tu vida.


3. ¿Qué sucedió DESPUES de que confiaste en Cristo?
• ¿Qué cambios viste en tu vida, acciones, actitudes, problemas? Usa ejemplos específicos.
• ¿Cuánto tiempo pasó antes de que notaras cambios?

* Mientras piensas en esta pregunta, imagina a un amigo no-Cristiano que pregunta qué significa Cristo para ti. ¿Qué dirías para describirle lo importante que es Jesús para ti? Sé tan descriptivo como puedas.


Evaluando tu Testimonio Personal
1. ¿He comunicado claramente cómo puede una persona recibir a Cristo?
2. ¿Expresa mi testimonio la seguridad de que yo sé que tengo vida eterna?
3. ¿Tengo solo un tema central?
4. ¿He enfatizado los beneficios de mi relación con Cristo?
5. ¿He incluído una frase inicial que capte la atención? ¿Hay un enunciado y una invitación claras para concluir mi testimonio?


Como Presentar tu Testimonio
1. Ensaya tu testimonio haste que suene natural.
2. Comparte tu testimonio con convicción en el poder del Espíritu Santo.
3. Sonríe frecuentemente. Pídele al Señor que te dé un semblante agradable.
4. Habla claramente, pero en tono natural, relajado. Habla lo suficientemente fuerte para que te escuchen.
5. Evita movimientos nerviosos, tales como frotar tu nariz, menearte, sonar monedas en tu bolsillo, jugar con un lápiz, aclararte la garganta, o usar muchos “tú sabes”, “entonces” y “éste”.
6. Evita discutir o usar presión emocional para lograr decisiones para Cristo. (Mateo 16:17; Juan 3:5-6; I Corintios 2:4-5).

* Recuerda que un testimonio de éxito es aquel compartido en el poder del Espíritu Santo y dejando los resultados a Dios.

<<Plan 10 Amigos





























































© 2006, 2008 Vida Estudiantil, un ministerio de Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo
Correo Electrónico: informes@vidaestudiantil.com